<dd id="szey4"><center id="szey4"><noframes id="szey4"></noframes></center></dd>
          <th id="szey4"></th>

          <dd id="szey4"><pre id="szey4"></pre></dd>

          <rp id="szey4"></rp>
              <li id="szey4"></li>

              <button id="szey4"><object id="szey4"></object></button>

            1. <th id="szey4"><pre id="szey4"><rt id="szey4"></rt></pre></th>

            2. Como Pedro por la calle... / Voy y vuelvo

              Como Pedro por la calle... / Voy y vuelvo

              Opinión: muchos ciudadanos transitan por la ciudad sin que las autoridades puedan controlarlos.?

              ?Ojo! para subir a TransMilenio lleve tapabocas

              Esta es una imagen que muestra al sistema TransMilenio completamente lleno y sin las distancias pertinentes.

              Foto:

              Mauricio Due?as. EFE

              Por: Ernesto Cortés
              02 de mayo 2020 , 11:26 p.m.

              Mientras el Presidente de la República y la Alcaldesa de Bogotá se trenzan en debates alrededor de quiénes pueden o no salir de sus casas, cientos de avivatos hace rato que deambulan como ‘Pedro por la calle’.

              Muchos lo hacen por necesidad, porque si no salen no consiguen lo del día. Pero otros escapan al encierro con disculpas absurdas. Basta mirar cómo, en las horas pico, las avenidas se han vuelto a llenar de carros y los andenes de gente que al comienzo de la cuarentena no veíamos.

              Y la razón principal es que no hay cómo controlar a los aprovechados. Porque nuestra naturaleza es así: buscarle el atajo a todo, la justificación a todo, la leguleyada a todo. Siempre tenemos una disculpa.

              Ni la Policía ni la Alcaldía ni sus entidades tienen cómo vigilar que la gente cumpla la norma del confinamiento porque simplemente los desborda. Y lo peor es que, entre más carros y más gente se sigan viendo allá afuera, más serán los que se sientan tentados a salir, apelando para ello a esa otra máxima que nos encanta: “si él lo hace, ?por qué yo no?”.

              El otro día, cuando se permitió que la gente pudiera salir a un kilómetro de su casa para hacer ejercicio en un horario limitado, fue cuando más gente se vio. El parque de mi barrió se llenó de tantas personas y mascotas que ni ganas de arrimar por allá me dieron.

              Preferí devolverme con mi perro y dar una vuelta por el humedal. Que, por cierto, resultó de lo más curioso, pues allí los pocos caminantes con los que suelo tropezar decidieron no saludar. Pasaban orondos, sin el “buenos días” acostumbrado. Yo me limité a lo mío: a pasear al buen Blacky y a hacer “ejercicios de viejito”, a decir de mi hija, como si estiramientos y movimientos de cintura no contaran como rutina...

              Esta semana, decía, nos ha puesto en evidencia que eso del encierro se vuelve un tema cada vez más sinuoso y peligroso. Si aún no han ingresado todos los trabajadores de la construcción, ni los de las manufacturas, ni los de las bicicletas y ya la ocupación de TransMilenio es considerable y los buses zonales están llegado al límite permitido, ?cómo será después?

              El secretario de Movilidad, Nicolás Estupi?án, fue directo: un 10 por ciento más de los bogotanos está saliendo y desplazándose más lejos. Al comienzo de la emergencia no se movían más de 2 kilómetros al día. Por otro lado, mientras esta semana la reducción en la circulación de vehículos fue del 45 por ciento, la semana pasada era del 60. Y con seguridad el número irá en aumento.

              Corredores como la avenida Suba, la 68, Boyacá o El Dorado están registrando flujos que no se compadecen con las medidas de restricción adoptadas por el Gobierno.

              Mientras escribo estas líneas, escucho la violenta frenada de un carro que, sin duda, se desplazaba a gran velocidad. Otra se?a del desafuero en que estamos cayendo. Y ojo a esto: antes de la cuarentena, el 19 por ciento de las fatalidades se producían entre las 6 de la tarde y las 12 de la noche.

              Hoy, en pleno confinamiento, esas fatalidades llegan al 44 por ciento y la causa principal es, cómo no, el exceso de velocidad, según la Secretaría de Movilidad.

              El uso de la bici también se ha incrementado. De acuerdo con Estupi?án, el número de usuarios pasó de 47.000 a 56.000 en la última semana, en 80 kilómetros habilitados después de las medidas adoptadas por el covid-19.

              Todo esto confirma, dolorosamente, que los bogotanos nos hemos relajado, que las autoridades están siendo desbordadas para contener esa “ola de salidas”, como las llama Estupi?án, de personas que se aprovechan de las bondades de una reactivación para que ciertas actividades retornen a la normalidad y se hacen los de la vista gorda con tal de violar la cuarentena.

              Yo también quiero salir, volver a mis actividades normales, visitar familia y amigos, ir a un restaurante, a la peluquería o simplemente a caminar por ahí. Pero cuando repaso la lista de los muertos que ha dejado el coronavirus y multiplico ese número por el dolor presente en familiares y personas cercanas; cuando veo el número de contagiados que reportan a diario las entidades de salud y confirmo que Bogotá sigue liderando esas estadísticas, pienso que la prudencia sigue siendo la mejor consejera.

              Abusar como lo estamos haciendo de esos peque?os espacios que nos están dando para ir al parque, al mercado o a trabajar en lo que es permitido, borra con los pies el extraordinario ejemplo que dimos en las primeras semanas de confinamiento. Pero –y hay que decirlo–, también revela falta de estrategia de la Alcaldía para impulsar un segundo tiempo de cultura ciudadana que promueva la autorregulación y, esta vez sí, una mayor participación de la ciudadanía.

              ?Es mi impresión o... las protestas y agresiones de personas en los límites de la ciudad están pasando de casta?o oscuro?

              ERNESTO CORTéS FIERRO
              Editor Jefe EL TIEMPO
              @ernestocortes28
              erncor@eltiempo.com

              Descarga la app El Tiempo

              Noticias de Colombia y el mundo al instante: Personaliza, descubre e infórmate.

              CONOCE MáS
              Sigue bajando para encontrar más contenido
              欢乐炸金花,欢乐赢三张,欢乐炸金花下载

              CREA UNA CUENTA


              ?Ya tienes cuenta? INGRESA

              Llegaste al límite de contenidos del mes

              Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ?Suscríbete ya!

              Si ya eres suscriptor del impreso

              actívate

              * COP $900 / mes durante los dos primeros meses

              Sabemos que te gusta estar siempre informado.

              Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

              • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
              • Comentar las noticias que te interesan.
              • Guardar tus artículos favoritos.

              Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.